top of page
Buscar
  • Mochuelo Libros

William Blake: Dos obras. Extractos

Actualizado: 11 ene

/ Link de compra al final del texto /

De la primera introducción Las mil caras de William Blake de Jordi Doce:

"Blake afirmó desde siempre haber tenido visiones. De pequeño vio al profeta Ezequiel subido a un árbol, y luego tuvo visiones de ángeles, etc. Lo comentaba como algo normal. Creo que al hablar de Blake como poeta visionario habría que recurrir al sentido recto de la palabra, que es, por lo demás, el sentido en que Blake lo empleaba: el poeta, en un estado de excepcional lucidez (procurado por la imaginación, facultad suprema del ser humano), se adentra en la realidad simbólica y contempla las regiones vedadas al entendimiento común; es un testigo, un enviado, un ser capaz de rasgar el velo engañoso de la realidad física y acercarnos la plenitud del mundo simbólico. Se suele olvidar que los paisajes visionarios de Blake son paisajes contemplados: que lo sean por lo imaginación no los hace menos reales o veraces que si fueran contemplados por los ojos. Blake, de hecho, piensa que los paisajes de la imaginación son los reales."


De la segunda introducción Después de Blake, el Teatrito Rioplatense de Entidades, por Tomás García Lavín:

"Pensando en Blake en estos términos, nos pareció, a Andrea y a mí –en tanto editores–, que la mitología que administra nuestro apreciado Ral Veroni, en calidad de Secretario del Teatrito Rioplatense de Entidades (TRE), es compatible con la del artesano inglés. Compatible, esencialmente, más allá de las diferencias contextuales y conceptuales, que las hay y pueden ser muchas –o no–. Depende, por ejemplo, de la disponibilidad del creador para preguntarle y erradicar dudas: con Ral es más fácil, suele, o solía, estar a no más de treinta cuadras de nuestra casa. Blake, en cambio, viene enloqueciendo exégetas desde hace más de dos siglos.

Como Blake, Ral Veroni, conjuga las artes visuales con la poesía; como aquél, explica verosímilmente lo que acontece, o pudiera acontecer, recurriendo a figuras alegóricas, producto de su mano. Y con poesía, producto de su mente, o quizás de la inspiración –pero eso más improbable ya que nuestro poeta es, o quiere ser, un poco más terrenal que su antecesor–. Aunque, humilde, lo haga en el marco de una creación suya, el mentado Teatrito, a la vera del casi siempre olvidado, y siempre ultrajado, “río color de león”. Pero la humildad de su origen no deshonra al TRE; su amplitud y versatilidad es comparable con cualquier mitología, incluida, claro, la de Blake. De hecho, también recrea, en su idioma, los grandes temas de los hombres y el universo, aquellos que otorgan esqueleto a los mitos."


De Visiones de las Hijas de Albión de William Blake:

«¿Qué es la noche o el día, dime, para el sumido en la congoja?

¿Y qué es un pensamiento, y de qué sustancia está hecho?

Dime, ¿qué es una dicha, y en qué jardines crece?

¿Y en qué ríos nadan las penas, y en qué montañas

ondean sombras de aflicción? ¿Y en qué estancias reside el infeliz,

borracho de dolor, olvidado y ajeno al frío desaliento?

»Dime, ¿dónde residen los pensamientos olvidados hasta que los convocas?

¿Dónde las viejas dichas y los viejos amores?

¿Y cuándo volverán a renovarse y pasará la noche del olvido?

Pues quiero atravesar tiempos y espacios remotos, y traer

consuelo a la tristeza del presente y al dolor de la noche.

¿Adónde vas, oh pensamiento? ¿A qué tierra remota estás huyendo?

Si vuelves al instante presente de aflicción,

¿traerás en tus alas consuelo y miel y bálsamo y rocío,

o veneno de los yermos desiertos, del ojo de la envidia?».



“¿Dónde residen los pensamientos olvidados hasta que los convocas?”.

En el cosmos rioplatense, los pensamientos ausentes se van en embudos alados.

A veces, el cielo se carga de ellos, y nos muestra bandadas de Olvido; que, como se ve, se dignan a acechar al Hueso, a Al Pedín, a la Flor, al Absurdo y a la vacuidad de la Idea de la Nada. De llevárselos, al menos por un rato, nos darían un respiro; no haríamos de la vida un tango, como hiciera recientemente Theothormon.



De El Matrimonio del Cielo y el Infierno de William Blake:

"Lo que ahora está probado en otro tiempo sólo se imaginó."

"Todo lo que es posible creer es una imagen de la verdad."

"Espera ponzoña del agua estancada."

"El que recibe con gratitud cosecha con abundancia."

"Crear una pequeña flor es labor de eras."

"Donde el hombre no está la naturaleza es estéril."


"CORO

Que los Sacerdotes del Cuervo del alba1, ya no de negro mortal,

con bronco acento maldigan a los hijos del goce. Que sus admitidos

hermanos a quienes, tirano, llama libres, pongan el cerco o construyan

el techo. ¡Y que la pálida lujuria religiosa no llame virginidad a eso que

desea mas no actúa!

Pues todo lo que vive es Sagrado"



Las Entidades muestran su perplejidad ante la posibilidad de que la Llamita de la Vida

perezca, y el juego, como este libro, se acabe.


-----------------------


Si querés este libro y estás en Argentina, conseguilo acá: https://mochuelolibros.empretienda.com.ar/libros-hechos-a-mano/william-blake-dos-obras

Si estás fuera de Argentina escribinos directamente: mochuelolibros@gmail.com


Seguramente te interese este título de Blake también editado por Mochuelo Libros:

El Laocoonte y El museo de la obra eterna

https://www.mochuelolibros.com/post/william-blake-el-laocoonte-extractos


Mirá este título de la misma colección:

Magia de William Butler Yeats

https://www.mochuelolibros.com/post/william-butler-yeats-magia


Y estas tarjetas de Blake:

https://mochuelolibros.empretienda.com.ar/tarjetas/william-blake-pack-de-4-tarjetas-especiales







13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page